Revelaciones del Jesús de la Misericordia…

kos_duch

Querida familia y queridos amigos… Tal y como lo prometí anoche en los preludios de la marcha de hoy 19 de abril, hago esta crónica sensible de lo que percibí, pero más que nada de la revelación sobre “el significado” de unos sucesos que, como dije, experimenté de manera conjunta con Ana María Hurtado. Ya en un post anterior donde narraba la crónica de la ciudad de Asis en Italia, daba cuenta del encuentro casual y sobre todo providencial en la humilde capilla de la “Porciúncula” con el padre Igor Simonovis (hermano del valiente Iván Simonovis) y la huella que ese encuentro ha dejado en mi alma para lo que me queda de vida.

El Padre Simonovis o el “fratello Igor” como yo lo llamo ahora, es el “Superior” de la “Orden de los hermanos del Jesús de la Misericordia”, congregación que recoge aquel rostro vislumbrado por Santa María Faustina Kowalska, declarando allí el Sentimiento o pre-sentimiento de que este encuentro tenía que tener algún sentido más allá de la coincidencia o lo inmediato.

Pues bien, ayer al cerrar los ojos por el cansancio y para sosegarme un poco ante el evento de la marcha, se me aparecía sin motivo aparente o inmediato la imagen tan conocida por los cristianos del ”Jesús de la misericordia” realizada por el pintor Eugeniusz Kazimirowski ante la petición hecha en abril de 1934 del padre Sopocko, según la descripción de la propia Santa. Posteriormente, y también en abril, pero de 1937, el cuadro fue oficialmente puesto en la Iglesia de San Miguel en la ciudad de Vilna, Lituania.

Después de muchos traslados ante el cierre por el gobierno comunista de la iglesia de San Miguel, el cuadro se mantuvo de alguna manera ignorado para finalmente permanecer más de 40 años en la iglesia del Espíritu Santo, hasta que (también en abril y pasmosamente para lo que pasó anoche y justamente en La Fiesta de la Misericordia Divina), el 18 de abril de 2004 el Metropolitano de Vilna, Cardenal Audrys Juozas Backis re-consagró la renovada iglesia de la Santa Trinidad en Vilna al Santuario de la Misericordia Divina. Es decir que anoche se cumplían exactamente 13 años de la re-consagración del Jesús de la Misericordia.

Quisiera recalcar aquí que la fecha oficial para celebrar al Jesús de la Misericordia es el segundo domingo de Pascua, para resonar, asombrosamente también con dos fechas de abril: esta vez el 18 de abril de 1993 (recuerdo que ayer fue 18 de abril), fecha de la beatificación de la ahora Santa Faustina y el 30 de abril del 2000, fecha de su canonización.

El caso es que ayer yo no tenía conocimiento preciso de estas fechas y, sin embargo, la imagen no dejaba de dibujarse en mi mente. Casualmente también hice un “Deja Vu” por las coincidencias que presentaba la marcha de hoy, con el 11 de abril del año 2002 cuando la sociedad Venezolana marchó de manera multitudinaria hacia Miraflores, trayendo como consecuencia el derrocamiento (por apenas dos días) de Hugo Chávez. Este evento le costó al valiente Iván Simonovis, una sentencia (por demás bizarra e injusta) de 30 años de cárcel, constituyéndose así en el primer vil y perverso acto político que pre-figuraba ya, la franca dictadura que estamos viviendo. Me llama además la atención y, Ana María es testigo, que el mismo día de nuestro encuentro con el “Fratello” Igor en Asis, el 22 de noviembre 2016, se estaba cumpliendo el 12 aniversario de esa terrible sentencia que mantuvo por más de diez años preso a su hermano en la prisión de Ramo Verde.

Con lo que aquí narro, no quiero parecer, un rebuscador de sincronías, ni una especie de “come flor”, menos aun tratándose de hechos tan dramáticos y duros en el acontecer de los eventos a los cuales me refiero en esta crónica.

Estas sincronicidades, que para mí son extraordinarias, tienen además una serie de acontecimientos que la complementan, también de una manera asombrosa. Anoche al abrir la web para revisar los últimos sentires de amigos y familiares con respecto a la marcha de hoy 19 de abril de 2017, y aún bajo el efecto de la persistencia de la imagen del Jesús de la Misericordia en mi pensamiento, me sale de una vez una reseña precisamente de todos los acontecimientos con las fechas precisas y detalladas como las he reseñado aquí. Pero tal vez lo más asombroso (créanme a pies juntillas) es que al ir a buscar en mi mesa de noche el escapulario con el que siempre voy a las marchas desde que estas se instalaron en el 2002, hace ya 15 años, y al meter la mano en la gaveta (no sé por qué) lo que se vino fue una de las estampas que el “Fratello” Igor Simonovis, nos había regalado con la figura “original” descrita y pintada en el año 1934.

Como dije, que la misericordia de Jesús nos dé la fe y la fuerza necesaria a todos y cada uno de los venezolanos…Que la misericordia se despliegue sobre toda Venezuela.

La imagen de hoy es la original hecha por el pintor Eugeniusz Kazimirowski , incluso antes de su restauración, en donde están inscritas las palabras “Jesús, en ti confío”


Edgar Vidaurre